Un poco de historia

  • Los cuadrantes solares más antiguos que se conocen pertenecen a los egipcios, en el siglo XV antes de Jesucristo, aproximadamente. Eran los obeliscos. Utilizaban la altura del sol para conocer el tiempo. Creaban los obeliscos cerca de templos y palacios.
  • En Egipto aparece sobre el año 1500 a.C., aproximadamente, el Merket (figura inferior izquierda). Servía para saber la altura del sol y, por tanto,  el momento del día en el que se encontraban. Tenía forma de T mayúscula.

      

  • En China, antes de Jesucristo, se usaban barras verticales, a modo de gnomón para  controlar las actividades del  día.

       Hubo que esperar casi 8 siglos para que estos relojes  se empezaran a desarrollar en la zona mediterránea.

  • El primer reloj solar  griego apareció en el siglo VI  antes de Cristo. En estos relojes se usaban las horas babilónicas.
  • Dos siglos más tarde, con los romanos,  aparecieron relojes más elaborados,  ya que éstos  se habían inspirado en todos los modelos encontrados a lo largo de sus conquistas. Así nos encontramos con el instrumento llamado “Scaphe”, de forma semiesférica y cavado sobre piedra. Es la representación a la inversa de la bóveda celeste.
  • La ciencia de los relojes solares, llamada gnomónica, es transmitida a los árabes hacia el año mil.
  • Pero hay que llegar hasta la Edad Media  para que los relojes solares se difundan por Europa. Este renacimiento empezó en el año 529 d. de c. con la fundación de la orden de los benedictinos en Italia.
    En la Edad Media, los monasterios se convierten en centros de cultura, tanto intelectual, religiosa como económica. “La regla” dictada por San Benito, impone además del trabajo físico y de la oración , el estudio. Es decir, había que establecer las horas para estudiar, para rezar y para trabajar. Esto es lo que hizo que se ampliara los conocimientos de gnomónica y aparecieran relojes de sol en las fachadas de las iglesias y catedrales, a comienzos del siglo VIII, sobre  todo en el sur de Inglaterra.
      
     Iglesia gótica de Pont-de-l’Arche (Eure). Francia
    Un gran experto en relojes de sol fue el monje sajón  Beda (673-735), llamado  “el venerable” por su erudición. Escribió libros sobre la construcción de relojes de sol como ” De Natura Rerum” y ” Libellus mensurae horologii”.
    En la Catedral de Chartres hay un reloj construido en 1378 y corregido en 1584. Años Más tarde aparece otro reloj en la catedral de Estrasburgo.
                Fachada sur de la catedral de Chartres. (Francia)
    Todos estos relojes     son de construcción arcaica, lo mismo que aquellos relojes  hechos de determinadas piedras, bien trabajadas o esculpidas , que se encontraban sobre la fachada sur de algunas iglesias del valle del Rhône, en Eure u Orne (Francia) , para dar la hora.
  • En el Renacimiento se redescubre los relojes de sol, sobre todo en Italia. Más adelante le sigue Francia. Aparecen en las fachadas de palacios, conventos , iglesias y castillos. En los relojes solares empiezan a trabajar una legión de astrónomos,  pintores, escultores, estucadores y demás .
    Germain Pilon colabora en la construcción de un reloj en el Palacio de Justicia de París y de otro en la Fuente de los Inocentes.

    Fuente de los Inocentes. Se encuentra en el centro de París.
    En la corte de los Médicis y su entorno se desarrollo un verdadero movimiento astrológico, en donde interesa  saber  saber la hora del nacimiento de los individuos para así conocer su destino.
  • En el Barroco, siglos XVII y XVIII,  se empiezan a crear relojes polivalentes, es decir, que dan la hora tanto de día como de noche. Cada vez se hacen más complicados en su desarrollo, aunque los hay para todos los gustos. El reloj inferior izquierda  está construido en 1703. Está pintado en la
    misma roca. Se caracteriza por su sobriedad. Se encuentra en Ospedale (Corsa). El reloj inferior derecha está pintado según el estilo rococó hacia       el año 1720. Es de la  Región de Queyrás. Francia
               
    Paralelamente  empieza a aparecer toda una serie de libros relacionados con el tema. Muchos poemas y fábulas hacen referencias a estos aparatos. Por ejemplo “La Fable” de Houdart de la Motte (1672-1731), que evoca con humor la rivalidad entre un reloj de sol y los relojes de  manillas. Y esta es la Fábula:

    Fábula de Houdart de la Motte

    “Un jour, la montre au cadran insultant

    Demandant quelle heure il était

    Je n’en sais rien, dit le cadran solaire

    -Eh! que fais – tu donc là, si tu n’en sais pas plus,

    – J’attends, répond-il que le soleil m’eclaire

    Je ne sais rien que de Phoebus,

    -Attends le donc, moi, je n’en ai que faire,

    Dit la montre, sans lui, je vais toujours mon train,

    Tous le huit jours, un tour de main,

    C’est autant qu’il n’en faut pour toute ma semaine,

    Je chemin sanc cesse et ce n’est point en vain,

    Que mon aiguille en rond se promène,

    Ecoute, voilà l’heure,  elle sonne à l’instant,

    Une, deux, trois, quatre, il en est tout autant,

    Dit -elle. Mais tandis que la montre décide,

    Phoebus, de ses rayons ardents,

    Chassant nuages et brouillards

    Regarde le cadran, qui fidèle à son guide,

    Marque quatre heurs et trois quarts.

    Mon enfant, dit -il à l’horloge,

    Va-t-en te faire remonter,

    Tu te vantes sans h’esiter,

    De répondre à qui t’interrogue,

    Mais qui t’en croit peut se mécompter,

    Je te conseillerai de suivre mon usage,

    Je parle peu, mais je dis bien,

    C’est le caractère du sage.”

  • En el siglo XVII  aparecen los relojes analemáticos.  Están formados por una superficie horizontal con las horas dispuestas alrededor de una elipse, y un estilo vertical que se desplaza a lo largo del año según la fecha. Otros relojes del siglo XVII serían:

    Cavaillon. El reloj evoca al dios Cronos.Francia. (Izquierda)

    Aix-en Provence. Lleva motivos florales. Francia. (derecha)

       
            

                    La Rochelle. (Francia)                                             Pelvoux. Francia

    También nacen  pintores , como el francés Nicolás Lancret  (Paris, 1690-1743), representante como pintor  del rococó francés del siglo XVIII, que pinta escenas campestres con un reloj de sol en forma de fuente.

    “Le Midi”. Pintura de Nicolás Lancret.
    Observar el reloj de sol que hay en la fuente.

    En  Italia llevaba ya un tiempo construyéndose  relojes  en los orificios de las bóvedas de las catedrales, siguiendo esta costumbre hasta casi 1655, que fue cuando se hizo el  reloj de sol que hay en la Basílica de San Petronio, en Bolonia, Italia. Su constructor  fue el astrónomo Cassini, que realizó  allí sus estudios fundamentales. También construyó la Meridiana de San Petronio.
         

    Cassini fue el primer director del Observatorio de París, mandado a construir por Luis XIV (1672)

            
  • En el siglo XVIII, los temas pintados en los relojes son de lo más variopinto. LLegan a ser verdaderas obras de arte. También suelen llevar sentencias religiosas, morales o políticas, según el país. Lor relojes de abajo corresponden a :

Reloj de la fachada de la iglesia de Briançon. Francia (Izquierda)

Reloj tallado en piedra entre dos ventanas. Castillo de Barbentane. Francia

      
 Los dos relojes inferiores corresponden a :
 Reloj equinoccial de Augsburgo del siglo XVIII. Museo de la Vic Wallone en Lieja. (Izquierda)
     

Reloj-cañón colocado en el siglo XVIII en los jardines del Palacio Real de  París. (Derecha)

Y por último, este reloj de Bergheim en Francia:

  • En el siglo XIX se empiezan a construir relojes con una gran precisión, teniendose en cuenta la ecuación del tiempo, el meridiano original, el día del solsticio ,  e incluso los signos del  zodíaco. Los meridianos aparecen dibujados en las fachadas de edificios. Este es el caso de: Meridiana con signos planetarios.  Bayeux. Francia (Foto izquierda)  y Meridiana en el Bd  de Strasburgo en Toulon, Francia. (Foto derecha)
           
    En cuanto a relojes con signos zodialcales  y ecuación del tiempo, se encuentra este ejemplar:  

 

Otros ejemplos de relojes con signos zodiacales serían:
       
  • A partir del siglo XX, los tipos de relojes es de lo más variada. Los podemos encontrar en plazas, edificios, iglesias etc, aunque muchos de ellos están casi destrozados, no preocupándose  nadie por restaurarlos.
        

    Reloj instalado en 1980 sobre una plaza en Niza.

                                
    Patio interior del Instituto de Francia en París              Maillane (Casa de Frederic Mistral)

    Observatorio de Camille Flammarion en Juvisy. Francia

 

2 comentarios

2 pensamientos en “Un poco de historia

  1. Cuáles son las referencias?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: