Espera -1

Este reloj se encuentra en el interior de la Almazara de La Cilla, en Espera, provincia de Cádiz. El reloj es de piedra, orientado al sur y con la numeración romana. Las fotos son de febrero del 2002.

Y la siguiente foto es de marzo del 2010.

El Molino de los Diezmos
Un edificio típico del siglo XVIII

 

De la época en la que los campesinos pagaban los diezmos y primicias a la Iglesia da testimonio uno de los edificios de mayor interés arquitectónico de Espera, la antigua Casa de La Cilla.


 

 

Como todas las cillas, su finalidad era recoger y almacenar el producto de los diezmos, tributo que se daba a la iglesia consistente en la décima parte de la producción agrícola del término. También conocido como Casa de Diezmos y Primicias, este inmueble, hoy llamado Molino de los Diezmos, es una típica construcción del siglo XVIII.


Fue levantado en el año 1771 por iniciativa de la diócesis eclesiástica de Sevilla, a la que entonces pertenecía Espera. Es una construcción barroca que puede relacionarse con Ambrosio de Figueroa o su hijo Antonio Matías, arquitectos diocesanos durante ese período. Con la desamortización de 1835, el Molino fue vendido. Se tienen noticias de que hacia 1875 fue adquirido en subasta pública por Alonso Moreno López, de Las Cabezas de San Juan, y Francisco Ibáñez, de Espera. Más adelante, en 1878, este último compró la parte del primero. El edificio lo heredó Rosalía Ibáñez en 1894. Sus descendientes siguieron poseyendo su propiedad y en el mismo continuó la actividad de molino de aceite y almacén de trigo, según se dice en una publicación del Ayuntamiento de Espera.
Este Molino de los Diezmos es de planta rectangular. De su fachada principal destaca la portada de piedra, con un vano de arco decorado con relieves geométricos, flanqueado por pilastras toscanas. Una cornisa superior posee remates en su extremos. Sobre esta cornisa, una inscripción en piedra da fe de la fecha de construcción del edificio. Se muestra además el emblema del Cabildo Catedralicio de Sevilla. El el techo se yergue una veleta de forja.
La fachada trasera tiene el trabajo de cantería en las esquinas y en los remates construidos sobre la cornisa.

 

El edificio tiene dos plantas. En la baja destaca una crujía con bóvedas; en la superior, una armadura de madera en artesa con tirantes. Las dependencias se organizan alrededor de un patio, en el que sobresalen las arquerías. En su lateral se dispone un pasillo.
Se trata, pues, de un ejemplo representativo de las cillas-almazaras de la Andalucía dieciochesca.

Entre sus dependencias tenía una almazara, para la fabricación del aceite, que funciona actualmente, ya que al suprimir los diezmos en 1848, pasó a manos particulares y se ha mantenido como negocio familiar.

 

 

Anuncios
Categorías: Espera, Relojes de Sol en Cádiz | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: